27 de junio de 2016

TIRO CON ARCO, ENTRENAMIENTO MENTAL



Una de las tareas fundamentales del Psicólogo Deportivo es acompañar al arquero en sus entrenamientos. No solo para mantenerse actualizado en el mismo campo de acción de sus avances deportivos, sino también para observar (entre otros):
- Cuáles son sus progresos en la práctica de la técnica en línea de tiro. 
- Cuánto aplomo y seguridad transmite en el gesto (postura, movimientos, fluidez, firmeza). 
- Su nivel de concentración en el tiro. Distracciones. 
- La influencia positiva y negativa de los pensamientos y emociones.

El Psicólogo Deportivo puede simplemente observar el desarrollo del mismo y el desenvolvimiento del arquero, o puede intervenir en forma directa.
En el caso de que asista con el objetivo de intervenir, se organiza de tal manera que no interfiera en la planificación del entrenador, y en concordancia con la planificación psicológica.
En el contexto del entrenamiento, la ciencia se convierte en arte, y en mi experiencia, es uno de los mejores momentos de la práctica profesional del psicólogo junto con la situación de torneo.
Como el artesano ponemos el cuerpo en la delicada tarea de guiar, acompañar, reforzar lo positivo, transmitir paciencia en el aprendizaje/perfeccionamiento de la técnica, enseñar a ser comprensivos con ellos mismos si aparece algún desajuste en el tiro, en el gesto o resultado que no sean los esperados (siempre hay que hacerlo mejor y bien), a tener calma y serenidad en el tiro.
Es la personalidad del arquero la que nos guía en cómo transmitirlo, el instante justo para hacerlo, hasta que punto ser exigentes o firmes en el seguimiento del entrenamiento psicológico.
Y por supuesto, es imprescindible que dicha tarea se realice teniendo como referencia:
- El momento de aprendizaje o perfeccionamiento de la técnica en que se encuentra, enmarcado dentro del ciclo deportivo (Objetivos deportivos).
- Los temas que se vienen trabajando en el consultorio (Objetivos psicodeportivos), establecidos a partir de las características psicológicas del arquero y los objetivos deportivos.
El entrenamiento psicológico en línea de tiro, es una instancia en la que ciencia y arte se articulan con precisión y delicadeza.

Lic. Jimena Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario